Documents in: Bahasa Indonesia Deutsch Español Français Italiano Japanese Polski Português Russian Chinese Tagalog
International Communist League
Home Spartacist Workers Vanguard ICL Directory ICL Declaration of Principles Other Literature Events

Suscríbete a Espartaco

Archivos

 

 

Manifestante puertorriqueña falsamente incriminada por el gobierno federal

¡Libertad para Nina Droz!

El siguiente artículo ha sido traducido de Workers Vanguard No. 1128 (23 de febrero 2018).

El Primero de Mayo, Nina Droz Franco, quien participaba en una manifestación masiva en San Juan durante una huelga general en Puerto Rico, fue arrestada por sentarse en una carretera. Droz ha estado encarcelada desde entonces. El Buró de Control de Bebidas Alcohólicas, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF) estadounidense la arrebató de la custodia de la policía puertorriqueña esa misma noche. El 3 de mayo fue acusada con base en ridículas afirmaciones de los fiscales federales de haber intentado incendiar un banco.

El gobierno federal ejerció jurisdicción con el argumento de que el Banco Popular lleva a cabo “comercio interestatal” y acusó a Droz de “uso malicioso de fuego” y “conspiración”, que conlleva a una sentencia de hasta 30 años en prisión. La “evidencia” principal fue un video de un trozo de papel quemándose en un pasillo de mármol afuera del edificio. ¡Incluso los federales admitieron que el edificio jamás se incendió! Nina Droz es víctima de una transparente y falsa incriminación por parte de los amos coloniales estadounidenses, quienes durante más de un siglo han reprimido sangrientamente y hecho pasar hambre al pueblo puertorriqueño.

Droz inicialmente se declaró inocente. Pero ante la posibilidad de pasar décadas en prisión, el pasado julio acordó declararse culpable del cargo menor de conspiración, con una sentencia máxima de poco más de tres años. Más de seis meses después, todavía espera que se le dicte sentencia, lo cual actualmente está programado para el 8 de marzo [ahora para el 31 de mayo]. No hay garantías de que el juez, que ya le negó libertad bajo fianza, siga la recomendación de la fiscalía.

Profesora de arte, ex modelo y estudiante en la Universidad de Puerto Rico, Droz ha sido difamada por los fiscales y los medios de comunicación burgueses como una delincuente violenta. Como dijo la madre de Droz en una conferencia de prensa el 8 de febrero: “Nina fue allí como manifestante, como estudiante, como una más de las que estaban en la marcha defendiendo el derecho a estudiar en la universidad del estado”. Presentando la ficción como verdad, el fiscal principal afirmó que Droz se jactaba de ser “la chica que respira fuego”, convenientemente ocultando que este fue un personaje que Droz desempeñó en una película de Hollywood de 2013 llamada “Runner Runner”.

Después de la devastación de Puerto Rico en septiembre por el huracán María, Droz fue transferida al Centro de Detención Federal en Tallahassee, Florida. La intención fue claramente enviar un mensaje escalofriante a los activistas puertorriqueños. Esta es la misma prisión en la que a Ángel Rodríguez Cristóbal, un miembro de la Liga Socialista Puertorriqueña, lo encontraron muerto en su celda en 1979 con una cortadura en la cabeza y el cuerpo cubierto de hematomas. Tal como a Droz, lo arrestaron en una manifestación y fue condenado a seis meses por protestar contra ejercicios militares de EE.UU. en Vieques.

Desde el momento en que Droz quedó a manos del gobierno estadounidense, éste le dio un trato particularmente cruel, incluso negándole los medicamentos que ella necesitaba. Ella ha sufrido la tortura del confinamiento solitario ya en dos ocasiones: durante 28 días en una instalación federal en Puerto Rico y, de nuevo, por 13 días, en Tallahassee. En este último caso, fue explícitamente castigada por traducir (de español a inglés) una carta al director de la prisión que exige tratamiento médico para las prisioneras con hepatitis C, VIH, diabetes y cáncer.

El 9 de febrero, Droz fue trasladada de regreso a Puerto Rico, donde el Comité de Amigos y Familiares de Nina Droz Franco realizó una manifestación de solidaridad. Como escribió el comité en un comunicado de prensa el 8 de febrero: “El fin inequívoco de este procesamiento ha sido de carácter político y represivo para escarmentar a las personas que pretenden ejercer sus derechos constitucionales a la libertad de expresión y otros ante un panorama de mayor austeridad”.

El trato a Nina Droz es un ejemplo escueto de las innumerables maneras en que Estados Unidos pisotea a sus súbditos coloniales. Los verdaderos criminales son los imperialistas que han reprimido sangrientamente a los luchadores por la independencia, incluyendo el bombardeo de Jayuya para aplastar el levantamiento de 1950. Los saqueadores de la riqueza de la isla son los capitalistas de EE.UU. en conjunto con sus lacayos puertorriqueños. La última ronda de saqueo se está llevando a cabo bajo el control de la junta de administración impuesta por Obama en 2016. Este organismo estadounidense ha dictado austeridad cruel para que los trabajadores puertorriqueños sean los que paguen las deudas acumuladas por los capitalistas a los bancos y a los buitres de los fondos de cobertura. La junta está presidida por José B. Carrión III, un miembro de la dinastía de una familia cuya fortuna proviene del Banco Popular. ¡Cancelar la deuda de Puerto Rico!

Miles de trabajadores y estudiantes paralizaron la isla el Primero de Mayo en oposición a los ataques de la junta contra los empleos, la educación y los servicios de salud al reunirse frente a las instituciones financieras en toda la “Milla de Oro” en San Juan. Los policías atacaron y arrestaron a manifestantes, incluyendo líderes sindicales que se movilizaron en apoyo a los estudiantes, quienes continuaban la huelga de muchos meses en la Universidad de Puerto Rico. Menos de una hora después de la manifestación, los dueños del Banco Popular entablaron una demanda contra 42 organizaciones —entre ellas sindicatos y grupos estudiantiles e izquierdistas— exigiendo que se les prohíba tener protestas en el futuro. Obviamente, los imperialistas chupasangre y sus compinches puertorriqueños habían preparado una campaña de calumnias por adelantado para reprimir las protestas e intimidar a los activistas, incluyendo con el castigo ejemplar a Droz. Las tácticas atemorizantes continúan: en junio, dos defensores de Droz fueron arrestados durante una manifestación que exigía su libertad.

La cacería de brujas contra Nina Droz y de muchos activistas puertorriqueños antes de ella es emblemática de la subyugación racista y colonial de la nación puertorriqueña. Como oponentes de la opresión nacional y del imperialismo estadounidense, favorecemos la independencia de Puerto Rico. El sentimiento de muchos puertorriqueños respecto al estatus de su país es contradictorio. Existe un intenso odio hacia los brutales amos estadounidenses; a la vez, muchos puertorriqueños temen que la independencia signifique mayor pobreza en la isla y perder la posibilidad de vivir y trabajar en Estados Unidos. Por lo tanto, enfatizamos el derecho de Puerto Rico a la independencia y buscamos ganar el apoyo de la clase obrera multirracial estadounidense a esta demanda. ¡Libertad inmediata para Nina Droz!

*   *   *

El Comité de Amigos y Familiares de Nina Droz Franco solicita que se envíen cartas de solidaridad a: Nina Alejandra Droz-Franco, 50427069 3C, Metropolitan Detention Center, P.O. Box 2005, Cataño, P.R. 00963-2005.